En un impresionante acto de empoderamiento espiritual femenino, más de 700 mujeres se congregaron en el Congreso de Liderazgo «Déboras de este Tiempo». Este evento tuvo lugar en la ciudad de caracas, resultó ser un rotundo éxito y huellas en todos los asistentes. El congreso fue organizado por la coordinación regional del departamento de damas dorcas y otras líderes con trayectoria en sus respectivos campos, fue diseñado con el propósito de inspirar y fomentar el liderazgo en la mujer en diversos ámbitos, el evento atrajo a mujeres provenientes de diferentes edades y trayectorias.

«ESTE CONGRESO FUE UNA OPORTUNIDAD INVALUABLE PARA CONECTAR CON OTRAS MUJERES LÍDERES Y APRENDER DE SUS EXPERIENCIAS. ME SIENTO INSPIRADA Y LISTA PARA ASUMIR NUEVOS DESAFÍOS EN MI VIDA», COMPARTIÓ UNA DE LAS ASISTENTES AL EVENTO.

Durante el congreso, las participantes tuvieron la oportunidad de escuchar temas de alentadores y motivadores de reconocidas líderes y expertas en liderazgo femenino. Estas mujeres inspiradoras compartieron sus experiencias personales, desafíos superados y consejos valiosos para destacarse en sus respectivas carreras y comunidades. Además, se llevaron a cabo talleres interactivos, donde las asistentes pudieron desarrollar habilidades de liderazgo y establecer contactos con otras mujeres de ideas afines.

La clave del éxito de este evento fue contar indudablemente con la Presencia de nuestro Señor Jesucristo. También los temas abordados. Desde liderazgo e influencia positiva de las mujeres de hoy. «Déboras de Este Tiempo» ha generado una gran expectativa para futuras ediciones y ha destacado la importancia de crear espacios que promuevan el liderazgo femenino y el empoderamiento de las mujeres en la sociedad actual.

Con temas motivadores, talleres interactivos y oportunidades de networking, este evento dejó una huella profunda en todas las asistentes, fortaleciendo su confianza y preparándolas para enfrentar nuevos desafíos con determinación y valentía. El liderazgo femenino está en auge, y eventos como este demuestran que las mujeres están tomando su lugar en el mundo, listas para hacer historia y cambiar el curso del futuro, bajo la guía y dirección del Señor Jesucristo.