La Iglesia Pentecostal Unida en Israel y el Ministerio de los Últimos Días, en avivamiento, más de 45 almas han sido bautizadas en el Nombre de Jesucristo, marcando un momento significativo en la historia de la congregación. El fervor y la fe de los creyentes han desatado una ola de transformación espiritual en la en muchos asistentes, atrayendo a nuevos miembros que buscan una conexión más profunda con Dios. Los testimonios de vidas cambiadas se han multiplicado, y los servicios de adoración están llenos de gozo y pasión. La iglesia ha comenzado a expandir su alcance, estableciendo programas de evangelismo y formación para impactar positivamente en la ciudad. El liderazgo y los fieles continúan orando fervientemente por un avivamiento aún mayor y un impacto duradero en la nación. El avance espiritual de la Iglesia Pentecostal Unida de Israel es un testimonio vivo de la obra poderosa de Dios en medio de su pueblo.

Y LES DIJO: NO OS TOCA A VOSOTROS SABER LOS TIEMPOS O LAS SAZONES, QUE EL PADRE PUSO EN SU SOLA POTESTAD; PERO RECIBIRÉIS PODER, CUANDO HAYA VENIDO SOBRE VOSOTROS EL ESPÍRITU SANTO, Y ME SERÉIS TESTIGOS EN JERUSALÉN, EN TODA JUDEA, EN SAMARIA, Y HASTA LO ÚLTIMO DE LA TIERRA.